CBD Oil (aceite de CBD) by Ohrangutang Care

¿Qué es el CBD y cuáles son sus beneficios?

El cannabidiol (CBD) es uno de los más de 100 compuestos cannabinoides únicos que se encuentran en la planta de cannabis. Esta es una planta con una gran historia medicinal que se remonta a miles de años.

La resina pegajosa se concentra en los densos racimos de flores de cannabis, comúnmente llamados cogollos, que están cubiertos por diminutos tricomas en forma de hongo.

En la actualidad, científicos y médicos de todo el mundo están probando y confirmando las propiedades terapéuticas del CBD.

Aunque el CBD no hace que las personas se sientan “high” como lo hace el THC, está causando un gran revuelo gracias a sus amplios beneficios para tratar una amplia gama de enfermedades.

Tanto el CBD como el THC tienen importantes atributos terapéuticos. Eso se debe a que el CBD y el THC actúan de diferentes maneras en diferentes receptores en tu cerebro y en tu cuerpo.

El CBD en realidad puede disminuir o neutralizar los efectos psicoactivos del THC, dependiendo de la cantidad de cada compuesto que se consuma. 

Mucha gente quiere los beneficios para la salud del cannabis sin los efectos, o con efectos menores. El hecho de que el CBD sea terapéuticamente potente, además de no intoxicante y fácil de tomar como lo es el aceite de CBD, lo convierte en una opción de tratamiento atractiva para aquellos que sientan curiosidad por probar el potencial medicinal del cannabis por primera vez.

Está comprobado que puede aliviar el dolor crónico, la ansiedad, la inflamación, la depresión y muchas otras afecciones como:

  • Enfermedades autoinmunes (inflamación, artritis reumatoide)
  • Condiciones neurológicas (Alzheimer, demencia, Parkinson, esclerosis múltiple, epilepsia, corea de Huntington, accidente cerebrovascular, lesión cerebral traumática)
  • Síndrome metabólico (diabetes, obesidad)
  • Enfermedad neuropsiquiátrica (autismo, TDAH, TEPT, alcoholismo)
  • Trastornos intestinales (colitis, enfermedad de Crohn)
  • Disfunción cardiovascular (aterosclerosis, arritmia)
  • Enfermedad de la piel (acné, dermatitis, psoriasis)

Si bien la idea de agregar un nuevo suplemento a tu rutina diaria puede hacer que te sientas inseguro o incluso preocupado, puedes estar seguro de que el aceite de CBD es una opción segura que le permitirá disfrutar de todos sus beneficios mediante la curación natural.

Si eres nuevo en CBD, no te preocupes, nosotros te cubrimos la espalda y por eso te damos esta guía para principiantes.

¿Cuáles son los métodos más populares para el consumo de CBD?

Facilmente podremos encontrar entre estos:

  • Consumo oral (aceites, tinturas, pastillas, comestibles)
  • Fumar o vapear
  • Aplicación tópica (cremas, lociones, parches transdérmicos)
  • Consumo intranasal (aerosoles)

El aceite de CBD o cannabidiol, como señalamos anteriormente, se deriva de la planta de cannabis. En lugar de usar las semillas, el CBD se extrae de las flores, hojas y tallos de las plantas de cannabis maduras.

Este aceite de CBD se puede extraer a través de varios métodos, que incluyen dióxido de carbono, etanol e incluso aceite de oliva. El método de extracción puede influir en la calidad del aceite de CBD.

La potencia del aceite de CBD se mide en miligramos y está determinada por la concentración de CBD del producto. Cuanto más potente es el producto, es probable que sea más eficiente.

A pesar de generarte un rápido ascenso a un estado mental super relajante, notarás que es un cambio muy suave. Y, aunque es muy evidente, el reposicionamiento del estado mental y físico se siente muy natural sin efectos secundarios de mareo o sueño, o incluso incremento del apetito, lo que lo hace ideal para el uso diurno.

Los científicos también han descubierto que el cuerpo humano produce sus propios cannabinoides, llamados endocannabinoides. Estos compuestos parecen desempeñar un papel en la modulación del dolor, el control del movimiento, el estado de ánimo, los procesos inflamatorios y la memoria, entre otras cosas. Los expertos se preguntan si el CBD funciona de manera similar a estos endocannabinoides.

Además, en la categoría sin THC, encontrarás dos tipos de productos: los extractos broad-spectrum y el aislado de CBD.

Los productos de CBD de broad-spectrum pueden contener niveles bajos de terpenos y cannabinoides menores (básicamente, variaciones de CBD), pero aún excluyen el THC. A su vez, estos productos incluyen un amplio espectro de compuestos vegetales. 

En general, se piensa que tanto el CBD de espectro amplio como el de espectro completo ofrecen más efectos terapéuticos en comparación con el aislado de CBD debido a los diversos compuestos vegetales dentro de cada uno que trabajan juntos dentro de tu cuerpo.

Los mejores aceites de CBD vienen con un gotero graduado para ayudarte a medir con precisión su consumo. El CBD tiene un rango terapéutico muy amplio, con dosis que van desde los 10 mg al día hasta los 800 mg al día.

Consideraciones para el Uso de CBD

En este artículo te recordaremos nuevamente algunos de los factores que debes considerar al momento de empezar a usar productos con CBD:

Peso corporal

El primer factor que afecta particularmente la dosis de aceite de CBD es el peso de quien lo consume. Como regla general, aquellos con una masa corporal más alta requieren una dosis ligeramente mayor de la sustancia.

Condición

Otro factor importante con la dosis de aceite de CBD es la enfermedad o problema que se está tratando. Es probable que las diferentes afecciones tengan sus propias dosis óptimas, dependiendo de otros factores.

Diferencias anatómicas

Las diferencias corporales individuales de una persona a otra también afectan este problema. Una persona que toma aceite de CBD puede tener varias características físicas que influyen en el proceso. 

Por ejemplo, algunas personas serán particularmente sensibles a los efectos del aceite de CBD, mientras que otras serán más resistentes. A las personas con dificultades respiratorias también se les recomienda tomar dosis más pequeñas en general.

Concentración

También es importante comprender la concentración del aceite de CBD en el método que elijas. Como ya mencionamos, el aceite de CBD se puede consumir en forma de píldora, cápsula, gota o gomita, y cada uno de estos proporciona una dosis diferente.

La cantidad involucrada está bastante clara en cada uno de nuestros empaques, por lo que es importante que confirmes esto antes de continuar.

Otros medicamentos

Si estás tomando cualquier otro medicamento, definitivamente debes tenerlo en cuenta. De hecho, es importante consultar con un médico antes de iniciar cualquier programa de aceite de CBD. Puede ser que el medicamento que ya estás usando imposibilite el uso de esta sustancia.

Dosis

Otra regla general para el aceite de CBD es comenzar con pequeñas dosis, que luego puede aumentar poco a poco durante un período de tiempo hasta que llegue al punto óptimo.

Si estás interesado en los beneficios terapéuticos del Aceite de CBD de amplio espectro, puedes conseguirlo aquí: